En la iglesia

Estaba un día el padre de la iglesia con su mendigo monaguillo cabrón y le pregunta muy molesto:
-A ver cabrón, ¿Quién se está chingando la lana de la limosna de los domingos?
-¿Mande padre?, no lo escucho
-¡No te hagas pendejo!, tu agarraste el dinero de las limosnas ¿verdad?
-¿Qué?, neta padre, no le entiendo está muy cabrón aquí donde estoy porque no se escucha nada
-¡QUE NO TE HAGAS PENDEJO!, ¿Por qué agarraste el dinero de las limosnas?
-¡QUE NO LE ENTIENDO!, a ver vengase para acá y yo me voy para allá, va a ver que no escuchara nada
-A ver padre, dígame si me escucha… ¿Quién se anda tirando a la esposa del panadero en confesionario?
-Pues tienes razón hijo, no se escucha ni madres aquí

Leave a Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *